Aparthotel Select holidays Benal Beach - Vacaciones en Benalmadena

Sobre Benalmádena

Benalmádena Costa es un núcleo de población cuya densidad de habitantes se multiplica en los meses de verano. Hay docenas de bares, cafeterías, restaurantes y clubes nocturnos. También un glamoroso puerto deportivo con centro comercial, parques temáticos, monumentos, un casino teleféricos para subir a la montaña, mucha animación y largas playas de arena dorada.

Con esto grandes atractivos, no es extraño que sea uno de los destinos más populares para las familias durante todo el año. Y para una excusión en coche, Benalmádena Pueblo, una típica localidad de estilo andaluz con un animado ambiente en los meses de verano y una atmósfera tranquila pero interesante el resto del año. También se encuentra cerca Arroyo de la Miel, que dispone de muchas tiendas, una estación de cercanías y el famoso parque temático Tivoli World.

Benalmádena Pueblo

Es el típico pueblo andaluz de paredes encaladas. Está a 3 kilómetros hacia el interior y a 200 metros sobre el nivel del mar, lo que garantiza maravillosas vistas sobre el litoral malagueño. Sus casas tradicionales y sus estrechas calles conducen a la plaza central, llamada Plaza de España, con su fuente y la estatua de bronce llamada ‘La Niña’. A un extremo del pueblo se puede encontrar una bonita iglesia y lugares en los que sentarse a la sombra y relajarse apreciando las vistas.

Hay muchos lugares de interés entre los que destaca una ‘locura’, el Castillo de Colomares, que se encuentra en el camino que lleva desde el centro hasta la costa y que parece surgido de las páginas de un cuento de hadas; un Museo Arqueológico de Arte Colombino en la vía principal que, aunque lejos del centro, es una visita imprescindible y la Stupa Budista, con su pináculo dorado, el templo dedicado a esta religión más grande del mundo occidental. Al otro lado de la stupa se encuentra lo que pudiera parecer un gran restaurante asiático, pero en realidad es un sorprendente mariposario con miles de especies.

Por la noche el pueblo se llena de turistas dispuestos a disfrutar de la gastronomía local. Hay muchos restaurantes alrededor de la plaza principal, aptos para todos los bolsillos, que dan la oportunidad de cenar al aire libre o, horas antes, tomar un café contemplando preciosas puestas de sol.

Arroyo de la Miel

Esta zona se ha convertido con el paso de los años en la zona comercial y residencial más importante de Benalmádena. Aunque su nombre sea Arroyo de la Miel, en este lugar no hay más río que el generado por el tráfico motorizado y los peatones, más aún en hora punta. Para los que disfruten del bullicio de la urbe, sus numerosas tiendas y cafeterías les proporcionarán una alternativa a la playa. Sus amplias avenidas están decoradas con flores, hay una parada del cercanías que recorre la Costa del Sol, calles más pequeñas con interesantes boutiques y el parque de atracciones Tivoli World, con un teleférico en las inmediaciones que permite subir a la montaña de Calamorro.

Benalmádena Costa

Con 8 kilómetros de inmaculadas playas de bandera azul, tiendas de souvenirs e innumerables lugares en los que tomarse un refrigerio, la Costa de Benalmádena es uno de los destinos vacacionales de la Costa del Sol con más adeptos. El bonito paseo marítimo conecta con el precioso puerto deportivo de ‘Puerto Marina’, varias veces galardonado como el mejor del mundo. Sus mil amarres, sofisticados bares y discotecas, restaurantes, tiendas portuarias y su arquitectura con tintes árabes, asiáticos y andaluces atraen cada día a miles de turistas.

Las actividades más populares para las familias incluyen a Selwo Marina, un acuario con delfines, leones marinos, pingüinos y otras especies; el acuario Sealife, que ofrece una fascinante visión de la vida bajo el mar y, por supuesto, el Parque de La Paloma, un famoso parque muy concurrido y plagado de rutas por las que pasear, zonas de juegos infantiles y sombras en espacios verdes en las que relajarse.

Para disfrutar hasta altas hora de la noche, nada como la Plaza Bonanza y la Plaza Sol y Mar, más conocida como plaza 24 horas, que abren hasta la madrugada con lugares en los que beber a un precio reducido, restaurantes de comida rápida, espectáculos en directo y discotecas.